Diseño y desarrollo: V.O. infográfica
© 2013
tobogan@tobogan-ei.es
La infancia es la época más importante de nuestra vida. No existe fase más decisiva en la vida de una persona en cuanto el desarrollo del ser humano total. El resultado de este desarrollo no está predeterminado, de ahí la importancia de la crianza y la educación. La medida en la que nosotros como adultos somos capaces de conducir nuestras vidas a través de un esfuerzo consciente está ligada a las facultades adquiridas en la infancia. Naturalmente que podemos seguir aprendiendo nuevas capacidades más allá de la infancia, pero la habilidad para hacerlo y la energía creativa que requiere están influidas fuertemente por cómo hemos vivido nuestros primeros años de vida.

En nuestro trabajo recogemos aquellas enseñanzas que aportan a la educación íntegra del niño, como el legado que dejo Emmi Pickler. Sus observaciones muestran que para los niños es de enorme importancia adquirir  tranquilidad y autoconfianza para que puedan crecer como persona segura de sí misma, para ello es necesario fortalecer la confianza del niño pequeño en sus propias capacidades corporales a través de la libertad de movimiento y respeto de su evolución individual.

Consideramos de primordial necesidad ofrecer a los niños y las niñas de nuestra Escuela una relación afectiva privilegiada, estableciendo un vinculo afectivo de calidad con la educadora.

Siguiendo la propuesta de juego y movimiento que nos enseña Bernard Aucouturier, proponemos un espacio privilegiado en el que los niños y las niñas, exploran todas sus posibilidades de acción y relación, acompañados de una psicomotricista que les proporciona seguridad, y les facilita su desarrollo armónico.

La escuela infantil se convierte para el niño/a en el puente entre su casa y el gran mundo, por este motivo creamos un ambiente hogareño, acogedor y alegre, un espacio seguro con materiales que nos enseñan en pedagogía Waldorf  compartiendo su amor por lo orgánico y el trabajo artesano utilizando materiales naturales (telas , lanas, madera, piñas...).

Realizamos juguetes artesanales con la colaboración de todo el equipo educativo y  de las familias.
Dedicamos al niño/a una relación cercana y cálida acogiendo sus emociones empáticamente con una actitud de escucha que favorezca la comunicación, la disponibilidad y la comprensión del niño en todos sus aspectos. Acompañando y respondiendo en todas sus necesidades.            

Consideramos de gran importancia la colaboración de padres y educadoras en el proceso educativo del niño y la niña para que exista una coherencia en lo que viven en el hogar y en la escuela. Realizamos en las aulas encuentros con los padres para tratar temas pedagógicos e informativos y también nos encontramos periódicamente las familias de forma individual.